Descubre mapas de Helsinki listos para descargar.

El ocio en Helsinki no es barato pero seguro que os apetece cenar o tomaros alguna cerveza en vuestra visita.

 

Siete cosas que no puedes dejar de hacer en tu viaje a Helsinki.

 

Aunque Helsinki no suele aparecer en los rankings de las ciudades más costosas, debido principalmente al alto nivel económico del país, viajar y vivir en Helsinki no es barato, sobre todo si lo comparamos con España. Sin embargo, existen trucos para hacer que nuestro viaje sea un poco más asequible.

Helsinki es una gran ciudad para viajar con niños o en familia, te mostramos algunos planes para divertirse y aprender en familia.

Para los amantes de los viajes, una de las grandes ventajas de visitar Helsinki es que, por su situación geográfica y por las facilidades que brindan sus comunicaciones, se trata de un punto estratégico que sirve como nodo, a partir del cual podemos visitar diferentes ciudades, no solo nacionales, sino también de distintos países como Suecia, Estonia o Rusia. Tanto si estamos de paso, como si tenemos la intención de permanecer en  Helsinki durante algún tiempo, los destinos más recomendados son los siguientes:

 

Porvoo, Finlandia

Porvoo es una ciudad mediana (o grande, según la percepción finesa) situada en la costa sur de Finlandia. Se encuentra a unos 50 km de Helsinki por carretera, así que podemos ir y regresar en el mismo día. Datada del S. XIV es considerada como la segunda ciudad más antigua de Finlandia y son muchas, y muy variadas, las actividades que podemos realizar aquí: Pasear por su casco antiguo de estilo medieval y visitar la catedral o contemplar el maravilloso paisaje formado por el río Borga (O Porvoonjoki en finés) junto con las tradicionales cabañas de madera, pintadas de rojo tras la visita del rey Gustav III de Suecia a la ciudad durante el siglo XVIII. En la zona antigua encontraremos bastantes tiendas, cafés, restaurantes y boutiques, con un aire cálido y tradicional. Si nos gustan la aventura y los deportes, es ideal alquilar una bici y hacer alguna de las rutas que descubren la ciudad y sus alrededores. Los amantes de la naturaleza podrán tener la posibilidad de pernoctar en alguna cabaña, camping o zona de acampada. Además el entorno cuenta con importantes zonas de conservación y lugares para observación de las aves.
Podemos llegar hasta Porvoo en coche, conduciendo por la autovía E18 o tomando el autobús en la estación de Kamppi (subterráneo del centro comercial de Kamppi). El trayecto, que dura aproximadamente una hora, cuesta unos 8 € y hay varias líneas que operan entre ambas ciudades (consultar precios y horarios). En la temporada estival también podemos hacer una mini ruta en barco (con las compañías m/s RoyalCat o m/s J.L. Runeberg) desde Helsinki hasta la ciudad, la cual nos permitirá contemplar las increíbles vistas del archipiélago mientras disfrutamos de un apacible viaje por mar.


San Petersburgo, Rusia

Sin duda, la forma más cómoda, económica y segura de viajar hasta Rusia y conocer la increíble ciudad de San Petersburgo es haciendo una excursión en barco desde Helsinki. La compañía naviera St. Peter Line realiza traslados regulares entre Helsinki y San Petersburgo, ocupando solo una noche y ofreciendo a sus clientes todas las comodidades de viajar en un crucero. Podemos encontrar confortables camarotes de distintas categorías con una buena relación calidad/precio si reservamos nuestro viaje con suficiente antelación. Otra de las grandes ventajas es que no necesitarás tramitar un visado para entrar en el país (la visa va incluída en el precio del billete). La compañía también ofrece el traslado desde el puerto hasta el centro de la ciudad. Una vez allí podemos hacer una ruta a pie que nos permitirá admirar la grandeza de la que fue capital imperial durante la época zarista hasta la revolución rusa en 1917. Es importante tener en cuenta que tenemos que hacer el cambio de moneda (a rublos) para poder comprar en la ciudad, ya que en ningún sitio aceptan euros. Sin embargo en algunos establecimientos es posible pagar con tarjeta de crédito sin hacer ninguna gestión. Entre las atracciones de visita obligada en San Petersburgo se encuentran:

• Catedral de S. Isaac 

• Palacio de invierno (Museo Hermitage) 

• Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada 

• Jardines de Verano 

• Avenida Nevsky 

• Estaciones de Metro. 

• Fortaleza de Pedro y Pablo.



Estocolmo, Suecia

Si estamos en Finlandia y aún no conocemos la capital de Suecia, merecerá la pena planificar un viaje para visitar la bellísima ciudad de Estocolmo. La ciudad está compuesta por catorce islas y la forma más cómoda de acceder hasta ella es a través del mar. Dos compañías navieras operan con frecuencia entre Helsinki y Estocolmo: Silja Line y Viking Line. Al igual que el viaje hasta S. Petersburgo, solo dura una noche, llegando a nuestro destino por la mañana. El puerto queda a las afueras, por lo que tendremos que buscar algún tipo transporte para desplazarnos (es recomendable hacerlo con antelación al desembarque, aunque siempre podemos tomar un taxi en el puerto). También es importante tener en cuenta que la moneda oficial del país es la corona sueca, aunque en algunos establecimientos aceptan el pago con euros.
Una vez en Estocolmo, podemos realizar una primera parada en el exclusivo barrio de Östermalm, donde visitaremos el exquisito mercado de Salluhal, a pocos metros a pie encontraremos la plaza Stureplan, el centro de ocio preferido de las clases altas de Estocolmo (se dice que también para la los miembros de la familia real sueca). En esta misma plaza encontramos una parada de metro. Tomando el metro tardaremos solo 5-6 minutos en llegar hasta el barrio antiguo de la ciudad. Sin embargo, merece la pena bajarse en cada parada; al igual que en San Petersburgo, otra de las atracciones de la ciudad son las propias paradas de metro, donde más de 100 artistas realizaron sus obras sobre los muros de las estaciones (incluso se ofrecen rutas guiadas de forma gratuíta).
Sin duda, la visita imprescindible en Estocolmo es al Gamla Stan, también denominado "The Old Town"que representa el centro histórico de la ciudad, el lugar oficial de la fundación de Estocolmo en el año 1252. Se trata de una de las zonas más famosas y con más encanto de la ciudad, donde podemos encontrar edificios tan representativos como el Palacio Real (la residencia oficial de la monarquía sueca), la Catedral de Estocolmo, la iglesia de Santa Gertrudis (o iglesia alemana) y la Plaza Stortorget, flanqueada por sus característicos y coloridos edificios. En ella encontramos también el museo y la biblioteca del Nobel. Recorrer su estrechas callejuelas adoquinadas y descubrir sus rincones más recónditos nos hará sentir la verdadera esencia de la típica ciudad escandinava. Para finalizar nuestra visita, podemos atravesar el puente Riksgatan hasta llegar al ayuntamiento. Es un edificio de estilo romántico que evoca a la arquitectura medieval. Por la fachada sur del ayuntamiento encontramos unos jardines (Stadhusparken) desde donde contemplaremos las vistas más espectaculares de la ciudad. Si preferimos verlo a vista de pájaro, podemos subir a la torre del ayuntamiento (la entrada cuesta unas 50 coronas).

Otras atracciones de la ciudad:

• El museo Vassa 

• Erickson Globe 

• Barrio bohemio de Södermalm


Descarga la guía de viajes de Helsinki:

guia turismo helsinki

 

Booking.com